¿QUÉ TAN LIMPIOS SON LOS COMBUSTIBLES EN COLOMBIA?

Biocombustibles contribuyen a bajar la contaminación pero el alto contenido de azufre no permite comercializar autos con tecnologías más eficientes.

La implementación de programas que permiten la producción de combustibles más limpios ha contribuido en parte a bajar la contaminación ambiental en las ciudades.

No obstante, el más reciente informe del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales –Ideam–, ‘Informe del Estado de Calidad del Aire en Colombia 2011-2015’, advierte que las mayores zonas de concentración de material particulado fino en el aire (asociado a las emisiones generadas por procesos de combustión de combustibles fósiles) son Bogotá y los municipios del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

Desde el 2005 en el país comenzaron a usarse biocombustibles con el objetivo de bajar las emisiones contaminantes de los combustibles fósiles (gasolina y Acpm) mediante el uso del bioetanol, proveniente de la caña de azúcar, y el biodiesel, extraído del aceite de palma.

En la actualidad la gasolina debe tener entre un 8 y 10 por ciento de bioetanol, mientras que el Acpm tiene un 10 por ciento en biodiésel. Sin embargo, a raíz de la contaminación en Medellín se comprobó que las cuotas de bioetanol en la gasolina eran del 6 por ciento, por lo cual el Ministerio de Minas y Energía, mediante la resolución 40277 del 4 de abril, aumentó la oferta de bioetanol en la gasolina del 6 al 8 por ciento en Antioquia.

Según la Federación Nacional de Biocombustibles esta cuota baja de bioetanol “se debe a que el año pasado hubo una coyuntura de baja cosecha de caña de azúcar debido al fenómeno del niño, lo cual coincidió con una detención de algunas plantas por mantenimiento […] actualmente los cultivos se están recuperando y con la entrada en operación de la planta de BioEnergy (Ecopetrol) se espera que la oferta aumente en el país”.

Las mezclas de bioetanol y biodiésel en los combustibles varían en el país por disposición del Ministerio de Minas, dependiendo de la demanda de cada ciudad y la cantidad de biocombustible disponible.

Néstor Rojas, profesor asociado del departamento de Ingeniería Química y Ambiental de la Universidad Nacional de Colombia, afirma que “es necesario hacer un mejor control para que el ingreso de vehículos cumplan con estándares exigentes de emisión con los combustibles […] esto se lograría con el establecimiento de un centro de control y certificación vehicular similar al 3CV de Chile, que certifica que todos los vehículos importados cumplen con las normas de emisiones”.

En nuestro país los niveles de azufre en el Acpm han bajado y cumplen con la norma Euro IV. Sin embargo, los fabricantes europeos producen hoy vehículos con norma Euro VI, la cual no es compatible con la calidad de los combustibles nacionales. El objetivo del país es hacer más exigente esa norma para que haya menos afectaciones a la salud de la población con un aire más limpio.

Para Néstor Rojas, “estudios muestran que el uso de etanol y biodiésel puede generar reducciones modestas de emisiones contaminantes, pero también es posible que se emitan otros contaminantes que causan cierta preocupación por sus efectos sobre la salud […]un estudio que realizamos en la Universidad Nacional sobre el efecto de la adición del biodiésel al Acpm mostró que la toxicidad de las partículas no se reduce al hacer esta adición”.

Colombia no ha sido indiferente a la calidad de los combustibles. En 1991 Ecopetrol diseñó un programa de mejoramiento de calidad de las gasolinas de motor, conocido como ‘Gasolina Verde’, con el cual se eliminó el plomo.

En el 2005 implementó el uso de etanol en la gasolina y de biodiésel en el Acpm, y desde el 1 de enero de 2013 Ecopetrol empezó la distribución de Acpm con menos de 50 partes por millón de dióxido de azufre en todo el país, regulación alineada con la Directiva Europea correspondiente al estándar y tecnologías Euro IV.

Según datos suministrados por el Ministerio de Ambiente, las emisiones de gases efecto invernadero evitadas por el uso de bioetanol, está en alrededor del 5 por ciento por cada galón de gasolina que se consume en el país con el nivel de mezcla actual. Por su parte, con el biodiésel se han calculado unas emisiones evitadas promedio del 4 por ciento por cada galón de Acpm consumido con la mezcla actual.

Bioetanol en el país

Según FedeBiocombustibles, en la actualidad seis ingenios producen bioetanol, los cuales tuvieron una producción total para el año 2016 de más de 428 millones de litros.

Asocaña estima que la oferta de bioetanol en el país para 2017 llegue a los 448 millones de litros gracias a la entrada en funcionamiento el pasado 18 de marzo de 2017 de la planta ‘El Alcaraván’ de Bioenergy, empresa perteneciente a Ecopetrol y localizada en Puerto López (Meta). A la fecha, Bioenergy ha producido más de 113 mil litros de etanol y Ecopetrol estima que en los próximos meses alcance su capacidad máxima de producción de 504 mil litros diarios.

Con dicho aumento, que elevaría en casi un 20 por ciento la producción de etanol en el país, se permitiría subir al 10 por ciento la mezcla con gasolina en todo el territorio nacional.

Cabe aclarar que el 100% del bioetanol comercializado en el país se transporta a través de carro tanques hasta los centros de los distribuidores mayoristas ubicados en diversas regiones del país, donde se realiza la mezcla antes de ser enviado a la estaciones de servicio.

Así va el biodiesel

Actualmente se encuentran en producción 10 empresas de biodiésel, de las cuales cinco de ellas reportaron a la Federación de Biocombustibles para el 2016 una producción de 447.768 toneladas.

Por su parte, Ecodiesel Colombia S.A., de propiedad de Ecopetrol y cuya planta de producción se encuentra ubicada dentro de las instalaciones de la refinería de Barrancabermeja, tiene una capacidad de producción de 100 mil toneladas anuales a partir de aceite de palma.

Aproximadamente el 80 por ciento de su producción es comercializada a Ecopetrol, que mezcla el producto con el Acpm en Barrancabermeja y lo distribuye a través del sistema de poliductos a los distribuidores mayoristas.

Fuente: Revista Motor

 

 

 

                          

 

 

 

 

 

 

 

Leave your comments

Comments

  • No comments found